El Marketing y la psicología

El Marketing y la psicología

Comencemos por aclarar la relación entre ambos términos, la Psicología estudia el comportamiento humano y el Marketing estudia el comportamiento humano en el mercado, así de ligada está la Psicología a la Mercadotecnia, puesto que la conducta compleja del ser humano es el punto de partida para establecer las estrategias y técnicas empleadas en cada proceso del Marketing.

Cuando se emplea la psicología para el estudio de la conducta de los consumidores, esencialmente se plantea descubrir las reacciones de éstos ante las estrategias de mercadotecnia. Así que, dependiendo de las interpretaciones sobre la teoría psicológica del consumidor, los resultados llevarán a diferentes estrategias.

Afirmar que el Marketing está basado en técnicas de persuasión es desacertado, de hecho se emplean teorías de orientación cognitiva provenientes de la psicosociología, por lo tanto, podemos afirmar con toda responsabilidad que el Marketing busca maximizar la oportunidad de compra del producto, fomentando en el individuo una percepción apropiada del mismo, para ello previamente estudia los procesos cognitivos involucrados en la relación consumidor-producto.

La mente del consumidor se rige por su familia, en donde define los patrones de comportamiento, sus amistades, quienes amplían o limitan el desarrollo, conocimiento y expectativas en un grupo social determinado y por último, los medios de comunicación masivos, quienes moldean el carácter, pautas y expectativas sociales a seguir, cada uno de estos aspectos inciden directamente en la demanda del producto o servicio, son procesos mentales preestablecidos. Pero ojo que la cosa no queda aquí, pues existen disparadores psicológicos que motivan la toma de decisiones en la mente del consumidor; van desde el lugar de donde es el consumidor, su cultura, su nivel socioeconómico, status (uno de los más fuertes en la psicología del consumidor), su vida afectiva, sus necesidades, si es un producto adquirido por la mayoría de las personas, si ofrece alguna novedad o simplifica la vida, hasta encajar en algunos de estos aspectos si no está conforme.

Si sabes cómo funciona la mente podrás influir en las decisiones de compra de tus consumidores potenciales, la clave está en entender cuáles son los disparadores psicológicos y cómo usar esa información en tu Marketing.

Vía: Roastbrief

Comparte y comenta en tus redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Comentarios

comentarios